martes, 3 de noviembre de 2009

La poética del trabajo IV

Me gusta mi trabajo...
no escribo en borradores
ni decoro con crípticas frases hechas algo tan sencillo...
en su complejidad.

Quizás espero mucho más
o quizás absolutamente nada
y cada cosa en su sitio
irá colocándose, construyéndose y articulándose.

Poder acompañar en su recorrido simbólico, en su hacer, en su presencia, en su estar-venir-volver-trabajar-hablar-no decir-respirar-sentir-pensar...a quien quiera, pueda, acceda, se deje o esté.

Esa forma de estar,
en el taller...

2 comentarios: